Sexualidad sagrada

Resumen del encuentro de mayo

 Imagenportada

 

Hablamos del retorno de lo femenino, del retorno de la Diosa como un movimiento que rescata la historia de nuestros orígenes donde se han encontrado muestras y evidencias de culturas en las que la divinidad que se adoraba tenía forma de mujer, podría decirse que en vez de un Dios hecho a semejanza del hombre se adoraba a la Diosa, el aspecto femenino de la divinidad.

ladiosantiguaSegún palabras de Humberto Maturana: Existió una cultura matrística (de matriz), no matriarcal, desde unos 8 mil años hasta 5 mil años a. de C. Recientes hallazgos arqueológicos indican que en Europa, en la zona del Danubio y en los, Balcanes, se desarrolló una sociedad matrística. No era una sociedad en que las mujeres dominaran a los hombres, sino una cultura en que hombre y mujer eran copartícipes de la existencia, no eran oponentes. Había complementariedad. Las relaciones entre los sexos no eran de dominación ni de subordinación. Se vivía de la agricultura, pero sin apropiación de la tierra, que pertenecía a la comunidad. Los arqueólogos han encontrado poblados que no muestran signos de guerra, no tienen fortificaciones, ni armas como adornos o decorados. Encontraron, en cambio, signos estéticos de la vida, de lo natural. Las imágenes de culto son femeninas o híbridos de mujeres y animales. En ellos, no hay sugerencias de manipulación del mundo, sino de armonía de la existencia. Los signos indican que se vivía la vida como un aspecto de una dinámica cíclica de nacimiento y de muerte. No se consideraba a la muerte una tragedia, sino una pérdida natural. Era una cultura que no estaba centrada en las jerarquías, ni en el control de la sexualidad de la mujer.

Estas culturas daban lugar a unos fundamentos socioculturales muy diferentes a los que conocemos hoy, una civilización que vive el declive del patriarcado.

Hoy vivimos una cultura patriarcal centrada en la dominación del hombre sobre la mujer, en el control de la sexualidad femenina y de la procreación humana y animal, en las jerarquías, en la guerra. El hombre es el pater, el patriar del cual se habla en la Biblia. Yo pienso y propongo que la cultura patriarcal se origina fuera de Europa, en Asia Central, al surgir el pastoreo con la exclusión del lobo de su alimento natural que eran los mismos animales migratorios de que dependía también el hombre. Al aparecer la apropiación, al excluir al lobo, se comienza a luchar contra él. Y así aparece la primera dinámica que dio origen a la enemistad. Después, el enemigo ya no es el lobo, sino que cualquier otro al que se excluya para apropiarse de algo. En la cultura matrística, la emoción fundamental era el amor. Con la defensa del ganado cambian las emociones. Se pierde la confianza en la dinámica de lo natural y se comienza a vivir el miedo y el control.

Del mismo Maturana “Al producirse el encuentro entre ambas culturas, la patriarcal somete a la matrística. Pero ésta no desaparece del todo. Permanece en la relación mateno-infantil. Esa es la razón de que hoy vivamos una cultura matrística en la infancia y una cultura patriarcal en la vida adulta, lo que significa vivir lo masculino y lo femenino en conflicto permanente.”…..” Por esto, la democracia como cultura neo matrística debe estar centrada en la armonía de la existencia, no en la lucha. Esto implica también romper la tradición patriarcal de negación y subordinación de la mujer, lo que al mismo tiempo libera al hombre de ser el dominador y explotador de la mujer. Esto también es una trampa en la que los hombres están atrapados: dominar a los hombres y luchar contra ellas.”

mapaLos descubrimientos de estatuillas femeninas en la Vieja Europa de manos de antropólogos y arqueólogos se habían interpretado desde la mirada masculina como imágenes sensuales o sexuales pero no es sino hasta que las mujeres tomaron la tarea de la interpretación de las mismas cuando hubo el gran cambio, comenzando por los importantes hallazgos de Marija Guimbutas en los que su mirada introdujo otras lecturas. A partir de estos hallazgos y de sus interpretaciones hay un cambio en la comprensión de la historia de la humanidad en la que se descubren culturas que adoraban a la Diosa y que tenían como maestra de su espiritualidad a la naturaleza en general y a la de las mujeres en particular.

Esto trajo enormes cambios que nos hicieron re-imaginar (que es donde los cambios comienzan), nuestra historia y con ello re-imaginar la sexualidad femenina.

Joseph Campbell, estudioso de los mitos (que son el fundamento de las culturas), nos ayuda con la relectura de éstos y nos ayuda a comprender mejor el tema en cuestión.

oroborusComenzando por el principio, hay una imagen arquetípica primordial que es el Oroborus. Esta imagen es uno de los símbolos más antiguos que tenemos de lo femenino como aspecto esencial, el Ying de los chinos.

En éste símbolo la esencia de la vida encierra a la muerte, como compañera fiel, gemela inexorable, dos caras de una misma moneda, la dualidad es solo un pensamiento, la realidad lo supera y este símbolo da cuenta de ello.

Si no lo crees así basta con percatarse de que vivimos porque comemos algo que momentos antes estaba vivo, es nuestra la condición de vida, algo tiene que morir para que algo siga viviendo hasta que le toca su turno y así sucesivamente….. las generaciones de todo lo vivo muere para darle lugar a las que vienen y así se garantiza la Vida su continuidad.

CAMBIOS DE VISIONES:

En el patriarcado, que es la cultura en la que vivimos desde hace más de 5.000 años, la muerte tanto como el tiempo se convierten en conceptos lineales, a saber el tiempo de cronometra y aparece el tiempo lineal unido a una existencia también lineal.

En esta manera de ver la vida; nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos y allí se acaba todo incluso se llega a decir que no hay más nada después de la muerte, solo el Vacío. En la concepción femenina de la Vida el tiempo es cíclico, de allí el Uroborus por tanto como una rueda eterna; nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos para volver a nacer es lo que la Pinkola señala como Vida/Muerte/Vida, además hay muchas muertes y renacimientos mientras estamos en este plano.

Estos conceptos que forman los paradigmas y las lentillas con las que vemos la vida se van modificando a lo largo del tiempo a punta de demonizar las creencias anteriores, en ese sentido los símbolos del Viejo Orden se han demonizado en el Nuevo Orden, entre ellos la serpiente que quedó en el medio de la line de fuego entre ambos tiempos.

a_woman_w_snake2De este símbolo dice J.C. “… en el Génesis se ensañaron con la serpiente, las culturas demonizan los dioses y creencias de las anteriores para así reinar, la nuestra también lo hizo, así que lo que antaño fueron símbolos de la divinidad se convirtieron en símbolos de la maldad o la perversión. La serpiente ha sido una de ellas y pasó de ser un símbolo de la vida en tanto se desprende del pasado y sigue viviendo a ser un símbolo de la tentación y la muerte.” He aquí el principio de dualidad, se separan dos realidades inexorablemente unidas y se dividen quedando una hacia la luz y otra en la sombra.

Al ser todo la Vida sagrada no se adoraba a ninguno por encima de nadie, se considera que todo tiene su alma y ha de ser respetado. Así la naturaleza es sagrada y la serpiente como cualquier otro ser viviente es sagrado y en esa línea el hombre y la mujer también son sagrados.

Por esta convicción se cuidaba todo lo vivo y la Diosa estaba representada en todo lo vivo y lo sintiente y todo eran manifestaciones de su divinidad, de allí que la luna y/o la serpiente sean símbolos equivalentes de la Diosa, el yin de la humanidad, la conciencia inmortal, comprometida en la batalla del tiempo, volviendo a nacer sin muerte. En India la serpiente se sacraliza representándola como el poder de la vida en el mundo, siendo su sombra la piel que se cae.

En nuestra cultura occidental la muerte se convierte en uno de los tabúes y la serpiente su símbolo por eso nos llena de fascinación y de temor a la vez. Cuando “nos toma la muerte” hay que preguntarse ¿qué pasa con la vida? El temor a la muerte es el temor a la vida, a un plano desconocido aún por conocer.

diosaserp2JC dice de la historia cristiana que la serpiente carga con las culpas y a través de ella se transmite la idea de que la vida es corrupta y el impulso natural un pecado. La mujer carga históricamente con esta culpa que identificó y aun el inconsciente se identifica a la mujer con la serpiente y a esta con el pecado.

Nuestro fundamento judeo-cristiano demonizó a las antiguas diosas re-significando el poder de lo femenino. Con esta persecución implacable fundamentalmente a través de la sexualidad devaluó el poder convirtiéndolo en miedo y amenaza de muerte.

También hay que decir que si nos hubiéramos quedado en la cultura de la diosa, no habría violencia tal y como la hay hoy día pues la vida y lo vivo al ser sagrado no permite su destrucción, sin embargo tampoco hubiéramos tenido la evolución que el patriarcado ha traído; nada más y nada menos que el desarrollo de la corteza frontal y con ella la evolución de la consciencia de nuestro poder de co-creación, absurdamente convertido en el poder de Creación.

He allí el fallo masculino y egocéntrico de la unilateralidad y del poder de un aspecto en detrimento y desprecio del otro. Sin embargo ya sabemos que todo lo que nace, muere y en estos momentos estamos transitando por la muerte del Imperio Patriarcal hacia una civilización que no excluya la mitad de la humanidad, ni la subordine ni la desprecie, es imposible e insostenible seguir con este paradigma.

Según palabras del maestro Maturana a quien hemos venido citando “No tiene sentido retomar a una cultura de hace 8 mil años. Ciertamente es imposible. Pero yo pienso que sí puede generarse una cultura que no esté centrada en la guerra, en la competencia, en la lucha, en la imagen, en la negación mutua, sino en el respeto, en la colaboración, en la conciencia ecológica y en la responsabilidad social. Eso sí es posible. En este sentido creo que la democracia es una forma de cultura neo matrística, un modo de vida que rompe con el patriarcado, pues se fundamenta en el respeto, en la colaboración, en mirar al otro como un legítimo otro en el espacio de convivencia. Es una cultura que puede solucionar los conflictos no a través de la lucha, sino en la conversación, la conspiración, en un proyectar de un quehacer juntos, que es por lo demás lo que constituye la constitución de cualquier país, que es un proyecto de convivencia…” Por esto, la democracia como cultura neo matrística debe estar centrada en la armonía de la existencia, no en la lucha. Esto implica también romper la tradición patriarcal de negación y subordinación de la mujer, lo que al mismo tiempo libera al hombre de ser el dominador y explotador de la mujer. Esto también es una trampa en la que los hombres están atrapados: dominar a los hombres y luchar contra ellas.”dcuerno

En el Edén que sería un imaginario de las culturas matrizticas no había concepto de tiempo ni espacio, se vivía en una indiferenciación en la que no se reconocían las diferencias ni las individualidades. En el todo unificado no existe la posibilidad de la conciencia individual que hoy conocemos y vivimos como imprescindible. La medida del tiempo como concepto nace con la lunación de la mujer. Imagen diosa del cuerno.

EL PECHO COMO SÍMBOLO:

lagranmadreImagen de la Gran Madre: Lo femenino es esencialmente dador y uno de sus símbolos es el pecho de las mujeres como fuente inagotable de vida. La leche o sangre blanca es el único alimento que no necesita ser sacrificado o morir para alimentar pues renace en la misma condición de dar, de nutrir y es la base del sentido de lo femenino; en dar se recibe, en nutrir nos nutrimos, eso sí cuidado porque la misma naturaleza nos dicta que no hay que sacrificarse ni morir para ofrecerse, darse y nutrir, este ha sido otro cuento.

Este poder al estar bajo el control de lo masculino y de los hombres, se pervirtió y acarreo grandes sufrimientos en las mujeres y grandes desvaríos.

La cultura patriarcal no permitió integrarlo con lo masculino y poner límites sanos a esta entrega. Ambas polaridades han de estar consciente y es hacia allí que caminamos.

La mirada masculina patriarcal y unilateral convirtió una de las poderosas imágenes y símbolos de la vida que son los pechos femenino y la sexualidad en un juego de poder y de guerra y allí aun estamos.

 Alex_Grey-Prostration_to_the_GoddessDibujo de Alex Gray Cópula: meditación en lo femenino divino.

Las mujeres esclavas aun del patriarcado y su mirada, someten a su templo sagrado al bisturí de operaciones y cirugías convirtiéndose y convirtiendo sus cuerpos en objeto de deseo para el hombre. Identificadas con ese paradigma de mujer “femenina y/o fatal”, juegan a la guerra de la conquista, una guerra impensable para la Diosa, para la cual nada debe ser conquistado y todo debe ser respetado. Así el hombre eminentemente patriarcal erotizó y sexualizó los símbolos de la vida misma ejerciendo el control y transformando lo natural en artificios de un imaginario des-naturalizado.

Por ello hemos de honrarnos en lo natural de ser mujer con todo lo que ello significa y simboliza, solo así el hombre puede honrarnos por eso tenemos la sagrada necesidad y responsabilidad de hacer del amor, la sexualidad, la vida y la muerte elementos sagrados de la vida.

Sacralizar la sexualidad es fundamental, devolverle su verdadera dimensión y ser iniciadoras en el conocimiento de la mujer para el hombre, es la dulce tarea de enseñarles a amar la vida a través de nosotras y de nuestra naturaleza.

El hombre que no honra a las mujeres no puede acoger su lado femenino ni tampoco puede honrarlo. Acogiendo nuestro femenino nosotras primero le damos el permiso de esa expresión en él además de mostrarle su compleja y sencilla esencialidad.

SER VIRGENES HASTA QUE CONOZCAS AL AMADO:

La virginidad de las vestales, las guardianas de los templos de la Diosa, lo eran hasta no haber entregado su corazón y haber sido tocadas por la llama del amor y de la pasión. Hasta entonces gozaban de plena libertad en cuerpo y alma de entregarse a cualquier hombre en su calidad de vírgenes inmaculadas es decir sin la mácula que nos deja el amor y la pasión carnal y espiritual por otro ser humano.

Así el símbolo y el imaginario de la virginidad es otro símbolo que el patriarcado toma y lo lleva a lo físico, material y concreto, convirtiendo el cuerpo femenino en su propiedad privada, exigiendo a la mujer que no haya habido otro hombre (es decir que sea virgen)asegurando así el linaje del patrimonio, basamento del patriarcado. Esto felizmente se ha ido modificando y transformando a partir de la píldora anticonceptiva que le dio a la mujer control sobre la natalidad de su descendencia.

MEDITACIONES:

Nos sentamos en circulo en meditación para visualizar nuestros pechos como las partes delanteras turgentes y nutricias de las antiguas   alas que tenemos en los omóplatos. Estas prominentes y hermosas colinas llenas del liquido vital de nutrición y de la vida, son conjuntamente con el útero nuestras ánforas donde se cuece la Vida.

También visualizamos nuestro útero como el cáliz sagrado que contiene la sangre nueva y eterna. En pequeños grupos contemplamos y compartimos nuestros tabúes sexuales y para acabar en un hermoso ritual nos entregamos un cáliz de agua, bendecida por nosotras mismas y nos dimos permiso, como representantes de la Diosa que somos al ser mujeres,   para poner luz sobre estos tabúes y las áreas oscuras y así poder vivir plenamente y gozosamente nuestra sexualidad.

En el circulo compartimos vivencias de algunas de nosotras que nos llenaron de intimidad y comprensión, nos fuimos abriendo dejando anécdotas sobre nuestras vidas sexuales. Es una de las medicinas del circulo; la sororidad, que nos sirve para aprender a través de la experiencia de la hermana vivencias de esta maravillosa escuela de la Vida.

mujer-caliz

Cerramos el círculo cantando El despertar de la sacerdotisas:

En dibujos representamos y compartimos la conclusión del día.

20140524_190504 20140524_190457 20140524_190451 20140524_190444 20140524_190438

BIBLIOGRAFÍA:

– La prostituta sagrada. Nancy Qualls-Corvet. Ed. Obelisco, Barcelona 1997.

 

El día de la Tierra

Resúmen sesión abril 2014

IMG-20140503-WA0002
De nuevo nos reunimos en círculo para celebrar el Día la Tierra, todas con la primavera en el cuerpo que se manifiestó de manera distinta en cada una y en todas reinó un ambiente juguetón, lúdico y efervescente propio de esta estación. Nuestro altarcito estuvo más abundante y colorido que nunca: con tierra, semillas, fuego, un globito terráqueo (la imagen de la Tierra suspendida en el océano de la eternidad, una imagen que hace tan poquito pudimos ver). En el centro colocamos el agua, símbolo de lo femenino sagrado y el elemento femenino más antiguo de la Madre Tierra.

LOS PORTALES FEMENINOS DE LA SANGRE

El altar lo llenamos de símbolos que es el lenguaje del alma. La vela roja simboliza la sangre y en ella encendimos el fuego y con ello fuimos recordando los portales de entrada, que en la mujer están marcados por la sangre. Nacemos bañadas en sangre, en la de nuestra madre, luego pasamos un período en que la sexualidad es bastante indiferenciada en relación a los varones, hasta que con nuestra primera luna, llega la otra puerta de entrada.

Con nuestra primera menstruación, llamada también la Menarquía, entramos en el tiempo de fertilidad y creación que durará aproximadamente cuatro décadas, unos 40 años en unas más y en otras menos. De niñas pasamos a mujeres capaces de ser fecundadas y de gestar una criatura. En este tiempo la biología nos focaliza hacia fuera y nos hace sentir un gran placer en el hecho de dar, ofrecer, cuidar, estar por los otros en mucha más medida que por una misma.

En este círculo, que en su mayoría somos mujeres que aún sangramos, recordamos lo importante y conveniente que es honrar y ofrecer nuestra sangre a la tierra. Es una práctica venida de pueblos originarios en los que sus mujeres honraban la Tierra con los misterios de la sangre. De esta manera “sembrando” la sangre de nuestros días de la luna es una manera de le devolverle a la tierra lo que ella con tanta generosidad nos da.

La otra puerta de entrada marcada por nuestra sangre, (que es por cierto la única que no es por dolor o violencia que se vierte) es la de nuestra primera relación sexual. Cuando somos penetradas por primera vez se rompe el velo de nuestra virginidad y la confirmación de este hecho queda marcado por la sangre.

Otra puerta de entrada de iniciación marcada por la sangre menstrual es el parto, el paso de mujer sin hijos a mujer con hijos es un paso fundamental y al igual que las puertas o portales anteriores marcan el paso entre un estado a otro. Este paso significa la muerte de una parte de nosotras y la llegada de otro estado nuevo por recorrer. En el parto está presente en todas sus formas la sangre sagrada femenina.

Si vamos recorriendo los portales de iniciación en el cuerpo de mujer, son portales que van recorriendo los caminos de la creación, en el caso del parto es la sangre que anuncia el sagrado acto de darle la posibilidad de ver luz a una nueva alma, a un nuevo ser.

MandalaEdadesMujerLa penúltima puerta de entrada, también marcada por la sangre, es la Menopausia. En este caso se presenta con la ausencia de nuestro sangrado menstrual y el fin del período cíclico y por tanto la inestabilidad propia el ciclo se transforma en estabilidad y quietud. En este ciclo dejamos de sangrar y se dice que ahora nuestra sangre es blanca, como nuestros cabellos. La sangre blanca focaliza más el interés hacia adentro. Nos volvemos más herméticas, la madurez va ofreciendo más calma y lucidez y nos dispone a la dulce y firme tarea de la maternidad universal (dejamos de construir para transmitir).

Se dice que es la puerta de entrada a formar parte del clan de las mujeres sabias, y no sabias porque seamos letradas sino sabias porque tenemos la experiencia y nuestra biología de manera perfecta desarrolla en nuestro interior centros que activan la función de la maternidad universal; todos los hijos son nuestros hijos, todas las mujeres y todos los hombres nuestras hermanas y hermanos y toda la Tierra nuestra madre.

La sexta y última puerta en este plano físico también se anuncia con dos grandes signos, el de la paralización el aire, del aliento y el de la sangre y a estas detenciones le vienen las demás. Aquí con la llegada de la muerte física dejamos la forma y dejamos libre el alma y el espíritu.

Hemos de recordar que nada muere, todo se transforma. La idea de muerte y el miedo a morir nace con el pensamiento lineal masculino. Vida-Muerte-Vida es la visión del ciclo en la que la muerte nos da consciencia del tiempo y le da sentido a la vida.

HONRAR A LA TIERRA Y CUIDAR DE LO SINTIENTE

Así pues, durante el tiempo fértil, la función corporal femenina es la de sostener la vida, construir. Si bien requiere que compensemos esta inercia natural con la intención de seguir conectándonos hacia adentro, también hemos de honrar esa función. Observamos como en el patriarcado, que niega estas funciones y visiones femeninas, entre otras muchas cosas se ha envenenado la Tierra. La constitución americana eliminó dos artículos, uno de ellos en el que se expresaba el lugar de las mujeres en la toma de decisiones.

Somos las primeras generaciones de mujeres con posibilidad de ser conscientes y libres en el planeta y en la historia de la humanidad. Ser mujer no es garantía de nada, pero elegimos y tomamos la responsabilidad como respuesta honrando y agradeciendo la tremenda oportunidad que tenemos de ser lo que somos y las que somos por eso elegimos honrar a la tierra y cuidar de todo lo sintiente.

Hoy día somos mujeres libres para decidir si tener o no tener descendencia. Si no la tenemos, la energía creadora y creativa sigue viva en nosotras para desembocarla en otros proyectos tan necesarios para la Madre Tierra.

No nos olvidemos de danzar. Tras abrir el circulo, bailamos

IMG-20140503-WA0009
Volviendo al círculo, escuchamos. Un texto de Chamalú sobre el despartar de la guerrera:

Chamalu“Háblale a la Tierra,
escúchala,
es nuestra madre,
canta,
que tu canto armónico es medicina…”

de Pachamama, El Despertar de la Guerrera, Chamalú Munamauta. Ed. Yung S.A.

Y en un sencillo ritual sembramos en vasos individuales y en tierra nuestros rezos, nuestros deseos, teniendo en cuenta y cuidando lo que se pide pues la nueva mujer sabe que lo que pide tarde o temprano se le dará pues sabe que la palabra es una flecha al universo que contiene lo que el universo nos dará. Así pues “Ojo con lo que pedimos!!” También sabemos y reconocemos que tenemos que pedir a sabiendas que la abundancia es un estado espiritual y la Madre Tierra nos provee de todo lo que necesitamos.

Por la tarde visionamos Baraka:

Y comentamos nuestras impresiones en círculo:

–       No seamos cómplices de situaciones crueles con los seres vivientes.
–       Recuperemos el sentir y la alegría de los niños.
–       Protejamos la infancia de las siguientes generaciones. Lo más importante son los valores y el futuro que dejamos.
–       Los rituales (personales o colectivos) nos ayudan a sentir la unión de la dimensión humana limitada y la eterna esencial, sin ellos fácilmente perdemos el sentido.
–       La naturaleza no domesticada nos da la dimensión real, nuestra proporción.
–       Somos parte del círculo de la vida y no estamos en la cúspide de la pirámide como nos enseñó la visión patriarcal.
–       Lo arquetípico perdura y aparece en todas las culturas.
–       No perdamos nuestra humanidad. Somos fácilmente manipulables cuando automatizamos.
–       La naturaleza nos enseña a estar despiertos.
–       Perplejidad. En un instante, todo eso está sucediendo, a la vez!
–       Lo que estamos viviendo ahora no es tan fácil, el poder nacer aquí, viajar y conocer y volver aquí… tomamos conciencia de que somos privilegiadas.
–       El documental plasma realidades sin juicios, no desde una perspectiva emocional, sino que deja que cada cual vea. Invita a la búsqueda de sentido.
–       Invita a reflexionar ¿Qué estamos haciendo?
–       Invita a contemplar ¿Qué somos?
–       Invita a guardar silencio y a aceptar la sensación (tal vez incómoda al principio) de no poder entender y abrirse al misterio.
–       La imagen de la pirámide solitaria, nada queda de todo lo que la rodeó.
–       Somos lo que somos y el universo sabrá qué hacer con nosotr@s.
–       Lo divino-humano es transversal a todo, excepto en el automatismo.
–       En resumen somos y formamos parte de la familia humana y en ella todos somos hermanas y hermanos.

¡Feliz Día de la Tierra!

Puedes ver más fotos de este día y compartir tu testimonio aquí.

El deseo femenino

Resumen de la sesión de febrero 2014

 15571210


El circulo

En la medicina del círculo aprendemos a relacionarnos sin jerarquías sino a través de la autoridad natural, con este ritual restablecemos la forma de círculo que se dio también en las mesas redondas artúricas; forma sagrada y cíclica a diferencia de la pirámide lineal.

Retomamos el ritual de encender la vela, es un tiempo que tomas en los gestos hechos a conciencia, dando tiempo de que la palabra (sostenida por el espíritu) vaya llegando. Cuando la palabra clara no llega, cuando todo se agolpa, esperamos, callamos, damos tiempo a que llegue la palabra del alma, no de la mente.

Cuando hablamos, nos dirigimos al centro del círculo. En él, nuestros objetos significativos que hemos colocado en el altar central que cambian de una sesión a otra igual que nuestras ropas y claro nosotras mismas… En este momento  la energía del círculo se siente diferente, más consistente y más armoniosa; recordamos la  última sesión cuando cayeron todas las sillas 😉 Tomamos consciencia de estar en el proceso de individuación, de volver a casa, al centro.

circulo-de-mujeres-con-rosa-en-el-centro

El deseo

El tema principal de esta sesión fue el deseo; para tener posibilidad de elección y sensación de libertad…  se requiere tener alternativas. Para la mujer hoy día el ejercicio de la elección es bien difícil porque no está en su memoria… por miles de años se ha elegido por nosotras. Crees que haces uso de tu deseo, que eliges y en realidad no lo haces (sigues roles, deberes, etc.). El deseo femenino, no solo el sexual, ha quedado invisibilizado. Seguimos siendo Objetos de Deseo en vez de Sujetos del propio Deseo.

El Deseo como tal se experimenta en el cuerpo por lo que retomamos ejercicios con  el cuerpo:

IMG_0738EL MANDALA DEL DESEO

Realizamos una dinámica en parejas para respondernos a: ¿dónde estamos en relación al deseo? Aquí nos respondimos en relación a temas como el cuerpo, la sexualidad, la espiritualidad, la profesión, el don, la pareja, los vínculos.

En otro ejercicio bailamos en parejas, mirándonos a los ojos y manteniendo nuestro baile personal. Mantener tu danza auténtica frente a otra persona con su danza auténtica nos cuesta. A veces se confunde con el de la otra persona igual como en las relaciones, que nos cuesta mantener nuestros deseos y los fundimos con los de los demás.

Bibliografía más que recomendada: “La mujer y el deseo” de Polly Young-Eisendrath.

De ese libro tomamos algunos fragmentos para su lectura:

–       De cómo el rey Arturo, para salvar su reino y su cabeza tuvo que responder a la pregunta: ¿Qué quieren las mujeres?

–       Respuesta; Lo que una mujer desea sobre todo es el poder de independencia soberana, el derecho de ejercer su propia y libre voluntad.

Sobre romper el hechizo de preferir ser deseada a ser soberana. La gran trampa de la mujer es la complacencia, obtener la aprobación de afuera.

–       El ejemplo de Ane, demasiado preocupada por cómo la ven los demás. A menudo se siente sola, traicionada o vacía a pesar de tener todo aquello que debería hacerla feliz.

–        Se resiente de lo que ha consentido a amigas, familia, trabajo, pareja… Y no puede imaginar la posibilidad de declinar una invitación pues no se da cuenta de lo resignada que está hasta el momento en que se ve en la situación y no ve alternativa así que ni se plantea una elección cuando le piden algo.

Tener libertad para escoger significa tener alternativas, nunca hay un único camino, una última solución, nunca solo una. Hace falta sentir que puedes decir No para dar un sincero Si.

“La compulsión de Ane de ser deseable está oculta para sí misma así que se siente robada de su control y poder”. Esto lo experimentamos cuando nos decimos a nosotras mismas “¿pero, qué coño hago aquí?”.

Cuando vas contra tu deseo surge malestar. Comúnmente se rechaza el malestar que se siente pero es una señal que viene a avisarte.

Ane quiere aparentar que satisface a los demás (servicial y complaciente) pero no toma plena responsabilidad sobre el deseo. Incorporar y responsabilizarse de este deseo es distinto que querer hacerlo (porque es difícil decir que no lo harás…)

No podemos llegar a todo lo que nos requiere. Por necesitarnos, el planeta entero nos necesita. “No puedo sino ayudar” es lo mismo que “no puedo ayudar”, el deseo viene definido por la posibilidad de elección.

¿Qué significa ser deseable? ¿Cómo está la cosa por dentro cuando el mundo nos aplaude? Querer ser deseada, amada, objeto de deseo en vez de sujeto. A veces el precio de reivindicar tu deseo puede ser que seas descalificada, a veces el precio es el rechazo de otros, pero si te ganas a ti misma no necesitas el amor de otros.

Ojo aquí! Cuando hablamos de deseo nos referimos al deseo del corazón y no al de la mente, la mente ejecuta. El deseo es la responsabilidad hacia el amor hacia una misma. Como en el mito de Inanna, ésta en la medida que va bajando al inframundo ha de ir pagando con una prenda por cada nivel, así empieza siendo reina y llega desnuda y allí se interna en la profundidad de sí misma.

A veces caemos en una trampa cuando surge un sentimiento de vergüenza de ser como una es.

Ejercita la diferencia entre tolerancia y seguir una mentira, tolerancia contigo misma. Perseverar en tu deseo a pesr de la indiferencia o rechazo que este suscite.

A veces no somos claras para los demás cuando decimos sí o cuando decimos no. Asumamos la responsabilidad de decir lo que queremos hasta que sea oído y escuchado, a menudo no será al primer intento. Hemos de practicarlo. Tener paciencia y no culpar al otro, persistir. ¿Qué tan rápido abandonas tu deseo?

No es lo mismo jactarse que hablar con seguridad, con estilo asentado y franco, a las mujeres nos cuesta especialmente afirmarnos y expresar seguridad. Son frecuentes la vergüenza, sensación de inseguridad, bochorno…

La belleza: nos son conocidas frases como “para presumir hay que sufrir” o “si quieres celeste, que te cueste”. Vacía de sus propios deseos pero llena de poderes seductores, la maldición de la belleza femenina reflejada en la historia de Pandora. Engaños, halagos y traiciones (vengativa y manipuladora), creada como castigo para el hombre; está vacía, sin corazón, sin verdad, quiere poseerlo todo, así que el hombre ha de controlarla.

La mujer como regalo al hombre, también en la mitología cristiana.

Los hombres no tienen en su historia el ser objeto de deseo, así que para ellos la situación y el proceso es diferente. El inconsciente es lento y desconocido y esto lleva una inercia de muchos años.

En el patriarcado, los tres arquetipos femeninos legales son:

  • La doncella, musa, deseada, joven florero que no sabe, no ve, encerrada en el castillo como Psique.
  • La madre, que solo da.
  • La esposa, que también da.

Para acabar, hicimos una visualización en la que agradecemos a nuestro cuerpo y luego en tamaño real, expresamos con colores las sensaciones provocadas por la visualización. Algunas fotos del proceso y del resultado.

IMG_0755

Compartimos unas canciones medicina, dirección para los sueños:

CAMINANTE DE ESTRELLAS
Alonso del Rio

Soy de un pueblo que viene de lejos
más allá del principio del tiempo
y venimos cantando los versos
que cantaba mi abuela.

Cantando a la tierra primero
luego canto a mi padre en el cielo
luego canto a mis cuatro abuelos
luego canto a mis sueños.

Para que no se apague ese grito
que derrama mi sangre en la tierra
como el agua transforma la piedra
me transforma el amarte.

Cuando el fuego calienta la roca
viene el agua y descubre que es aire
yo descubro que soy la mirada
la memoria de un pueblo.

Porque soy una vieja caminante
caminando un camino de estrellas
en la tierra soy muy pequeñita
y en el cielo un cometa.

ÁBRETE CORAZÓN
(Rosa Giove)

Ábrete corazón,

ábrete sentimiento,

ábrete entendimiento,

deja a un lado la razón

y deja brillar al sol,

escondido en tu interior.

Ábrete memoria antigua,

escondida en la tierra,

en las plantas,

bajo el fuego,

bajo el agua.

Ábrete corazón,

ábrete sentimiento,

ábrete entendimiento,

deja a un lado la razón

y deja brillar al sol,

escondido en tu interior.

Es tiempo ya,

ya es ahora.

Ábrete corazón y recuerda;

cómo el espíritu cura,

cómo el amor sana,

cómo el árbol florece y la vida perdura…

Que para llegar a Dios,

hay que aprender a ser humano.

Ábrete corazón,

ábrete sentimiento,

ábrete entendimiento,

deja a un lado la razón

y deja brillar al sol,

escondido en tu interior.

 

Para que bailemos y sigamos en el circulo……

Con amor,
Hortensia

“La verdad es una forma de vida y no una cosa que exista fuera de nosotras”.

Una escalera hacia el interior

Resumen de la sesión de enero 2014

haciaelinterior

En este último encuentro la propuesta fue vivenciar la construcción de varias escalas hacia el interior de nosotras mismas.

Comenzamos con el circulo invitando a nuestros ancestros para dar apoyo y obtener sus bendiciones para un buen trabajo.

En el inicio la rueda de palabra nos dio la oportunidad de ponerle voz a las vivencias significativas que hemos tenido desde el último encuentro. Resaltó el espacio que nos tomamos para ello, es claro que casi dos meses dieron para que el proceso se manifestara en cada una de manera particular y que una vez abierto el espacio de confianza que se dispone en el circulo nos tomáramos el tiempo para compartirlo y/o  recibir apoyo.

Además de la práctica de ponerle la voz del relato hablado la invitación es a hilarlo dejándolo también  por escrito, además de la conexión con los sueños.  La práctica de escribir las vivencias, que muchas veces parece quitarle parte de la riqueza que la pura vivencia ofrece, hace que vayamos tomando mayor consciencia de los pasos que vamos dando y así poder medir nuestros propios avances y las cosas que aun nos siguen demandando atención. Recordando que el camino de consciencia es una escalera podemos ir viendo los peldaños caminados.

CONSTRUCCIÓN DEL ESPACIO INTERIOR: VISUALIZACIÓN DE LA MONTAÑA MÁGICA

caoticaana-ana-medem1Luego comenzamos la construcción del espacio interno en una visualización de la “Montaña Mágica”, una visualización en la que entramos al espacio interior “como si” fuese una colina que subimos por afuera para luego entrar a ella bajando en espiral y encontrándonos con puertas o umbrales que nos llevan a distintos niveles de nuestra conciencia.

La primera puerta es la puerta de Los Sentidos, colores, sabores, texturas, olores que nos llevaron a reconocer el fuerte del poder de la imaginación. Este nivel es  uno de nuestros niveles  de conciencia. “Somos lo que comemos” reza el dicho y tendríamos que añadir lo que olemos, lo que tocamos, palpamos, escuchamos, miramos……El reino de los sentidos está abierto a que sigamos explorándolo, tomando consciencia de ese aspecto de nuestra sensualidad, tanto afuera como adentro. Muchas veces la cotidianidad que más o menos todas vivimos va decolorando, desodorizando, destexturizando y así sucesivamente este nivel y es cuando cabe la frase de “vidas grises” y hay algo de literal en ella…..aquí debemos poner atención.

Sería interesante volver a lo escrito o dibujado al final del ejercicio y darnos cuenta cual fue el lugar del Reino de los Sentidos en la descripción y  de allí comenzar a despertar de una manera más consciente este importantísimo aspecto…..¿cómo? por ejemplo cuando nos duchemos sintamos estar bajo las cataratas más espectaculares que conozcáis  o cuando vamos caminando y nos pega el aire frio en la cara, imaginar un bosque de abedules y sentir el cambio de temperatura como una experiencia de la piel, soltar el cuerpo a recibirla, en general hacer de los sentidos unas ventanas de experimentación del cuerpo.

Salimos del Reino de los Sentidos y entramos en el Reino Psicológico, en el tropezamos con el primer espejo de mi vida como mujer, el espejo de mi madre. Cada una allí tuvo su visión particular, su propia experiencia. Este trabajo viene a propósito de sanar la relación más importante que tenemos en el camino de convertirnos en la Mujer que queremos ser: LA RELACIÓN CON NUESTRA PROPIA MADRE.

En la medida que esta relación esté sana dentro de nosotros, en esa medida podremos alimentar cada vez más y mejor nuestra PROPIA MADRE INTERIOR o lo que es lo mismo que aprender a  alimentar el hecho profundo de ser la mejor madre de nosotras mismas, esa que nos hubiese gustado tener afuera, la tenemos que construir adentro, ¡menuda tarea!

Les adjunto un doc. que he escrito a propósito del tema y otro de Bethany Webster acerca de la importancia de la madre interior. Ambas pueden ser guías de lectura donde pueden continuar el trabajo de reconocer el impacto que este reflejo especular tiene en nuestras vidas.

Internándonos más en el Reino Psicológico tuvimos la oportunidad de visualizar distintos arquetipos que nos habitan, seres conocidos, algunos no tanto, miembros de la familia y, muy importante, la niña que fui o mi niña interior. Este circulo interior merece  detenernos y poner atención. La niña interior tiene conexión con la madre interior, son un tándem que en el momento en que vamos sanando una la otra también sana.

Luego tras un juego escribimos y escogimos y ofrecimos  palabras con sentido en este momento para mi.  Palabras como: Aceptación, Descanso, Reconciliación, Luz, Un Viaje, Agua, Revelación, Reconstrucción, Necesario, Expansión, Comunicación y algunas otras tomaron vida.

Las palabras tienen la fuerza del espíritu es importante que cada una recuerde cuales fueron las palabras que escribió, cuales recibió y cuales ofreció, es una suerte de puzzle a descifrar……¿qué me dice cada una de estas palabras?, ¿qué importancia les doy?, ¿para qué y qué parte de mi escribió, eligió y ofreció según y qué palabras?, ¿para quién las escribí, para qué las ofrecí?…..etc. Tomarse un tiempo de reflexión para buscar cómo tenemos conectado el centro del poder de la palabra, quinto chacra. ¿Digo lo que quiero decir a la persona y en el momento que tengo que decirlo?, ¿Me tomo este derecho?

DSC_0149También hablamos que ellas (las palabras) podíamos utilizarlas de inspiración y poner con ella la intención a la danza posterior, algo como “bailar la(s) palabras”, volved a lo escrito o hurgad en la memoria y buscad aquella palabra que en todo el ejercicio les resonó más, quedarse allí y explorarla en el día, día en sus apareces y en sus omisiones.

Por último danzamos al ritmo de los 5 ritmos del alma, guiadas por un video de la misma Gabrielle Roth, la creadora de esta práctica. Fuimos moviéndonos en cada ritmo encontrando donde mejor se siente mi cuerpo y donde me cuesta más.

Flowing; El ritmo del elemento Tierra, es el estado de ser y estar en la fluidez, la flexibilidad, nos conecta con la energía individual. Es el ritmo de la confianza en nosotras mismas. Flowing es la conexión con la tierra, con los otros, es el continuum que nos hace vivir las cosas como si no tuviesen separación entre si. Es  el ritmo femenino por excelencia pues es el ritmo de todos los ciclos y lo cíclico es femenino.

Stacatto:  El ritmo del fuego, de lo masculino, staccato se baila con los huesos y es el ritmo de la voluntad, el foco preciso, la intención clara, las metas. También son los límites, las fronteras, hasta donde puedo y/o hasta donde quiero. Este ritmo nos enseña a ordenar,  focalizar y dirigir la energía.
No es solo es expresar la energía  del fuego, de la pasión y de las emociones sino mostrarlo a otros, es nuestra proyección al afuera. Un objeto staccato sería la flecha. ¿Cómo me muevo en staccato?, ¿es un ritmo que me es familiar o incómodo? Recordar, explorar.

Chaos: Es el ritmo del elemento Agua Es la unión entre lo masculino y lo femenino y es el ritmo cuando la vida nos saca del control de las cosas. Chaos el ritmo de saber moverse en lo desconocido. Es el ritmo que encaja a la mente dentro del cuerpo. La intuición es caótica y si le tenemos miedo al chaos difícilmente llegaremos a ella. En chaos aprendemos a dejar ir todo aquello que deberíamos dejar ir: las resistencias físicas, el bagaje emocional, las barreras mentales.

Lyrical: El ritmo del Aire, Lyrical es un ritmo más complejo, no es el enraizamiento de lo femenino del Flowing ni el de lo masculino cuando estamos en Staccato, ni tampoco la integración de ambas energías dentro de nosotras que sería el Chaos. El Ritmo Lyrical nos sirve para darnos cuenta que estamos en construcción, que al final nada es eteno ni fijo, especialmente nuestra identidad. Este ritmo tiene la dificultad de que hemos tenido que soltar todo lo que el chaos invita a soltar para poder tener la ligereza del ritmo Lirico. Es el ritmo de los pájaros, del aire, de dejar atrás el esfuerzo.

Al final de los 4 ritmos anteriores tuvimos la danza de la oración, el ritmo Stillness (quietud). Este último momento de la jornada nos sirvió para experimentar el sonido del interior en completa quietud, que es el ritmo de la oración o de la meditación en movimiento. Moverse para encontrar la quietud y vivir la quietud en movimiento.

Conocer la existencia de los 5 ritmos del alma nos permite respetar el ritmo en cada situación a la vez darnos cuenta cuando estamos en alguna predominancia y buscar la manera de cambiar de ritmo. Comparto aquí un video que no vimos el sábado, los 5 ritmos a lo cotidiano:

Al final nos despedimos con un saludo hasta el próximo mes de febrero en el que nos encontraremos el 2222014 y nos pareció curioso el número.

Los sueños revelan, la escritura revela, la danza revela, la meditación revela, las palabras revelan.

Hasta la próxima.

Abrazos,

Hortensia

Encontrarás algunas fotos de este encuentro y el video de Ashes and Snow en el apartado de Fotos y testimonios. ¡Recuerda que allí puedes dejar tu testimonio!

la foto

Comienzo del arco de la vida

Resumen de la sesión de diciembre de 2013

INDIVIDUACIÓN  ES  NUESTRA PARTICIPACIÓN CONSCIENTE EN EL PROCESO DE DESARROLLO

arco

Dibujamos EL ARCO DE LA VIDA, como metáfora  del desarrollo natural.

Nuestro desarrollo biológico como mamíferas no precisa de ser consciente, es instintivo, es natural.

En este estado natural,  es decir sin ser consciente de sus actos, el ser humano hace las cosas guiado únicamente por los patrones arquetípicos, al no haber consciencia nos identificamos y hacemos “lo que los demás hacen”, seguimos las reglas de “lo correcto”, la tradición, lo que se le ha transmitido  colectivamente y lo hacemos individual.

Cuando no hay consciencia se necesitan leyes para frenar el comportamiento “natural”. Por ejemplo los mandamientos y los pecados veniales nos dan una imagen de las conductas que nosotros los humanos, cuando nos identificamos con los patrones arquetípicos podemos llegar a ser.

A manera de recordatorio démosle una ojeada:

Errores capitales:

1-  Amarás a Dios sobre todas las cosas

2-  No tomarás el nombre de Dios en vano

3-  Santificarás el día del Señor

4-  Honrarás a tu padre y a tu madre

5-  No matarás

6-  No cometerás actos impuros

7-  No robarás

8-  No levantarás falsos testimonios ni mentirás

9-  No consentirás pensamientos ni deseos impuros

10-No codiciarás los bienes ajenos

En este video vemos algunos ejemplos del estado natural:

Nuestro desarrollo psicológico implica que haya una participación consciente en la que hacemos uso de los patrones de conducta humanos, arquetipos*…

Para Jung, la participación consciente o bien la consciencia,  es un instinto humano que nos diferencia de otros animales y de nuestro ser en  estado natural, también llamado estado primitivo, elemental, primario.

Sin embargo a diferencia de los otros instintos  es un instinto contranatura..

La imagen del desarrollo de la Conciencia a diferencia de aquella del arco,  es una escalada escarpada o unas escaleras:

escaleras– Siempre ascendente

– Escalonada (en cada arquetipo tenemos una escalera particular y estamos en un peldaño así aunque estés en un peldaño alto en un aspecto podrías estar en otro más bajo en otro aspecto).

El proceso de individuación es del de subir escalones y se inicia con “La llamada”.

Es importante decir que la Llamada es una metáfora para nombrar la Llamada del Alma. Sea como sea que llegue, ya sea a través de la muerte de alguien cercano o con la ruptura de un amor o de un matrimonio….lo que estos acontecimientos nos dan es la oportunidad de alinearnos con nuestro propósito, con el mensaje de nuestra alma.

UN POQUITO DE HISTORIA

El hombre del Neolítico tenía que ser fuerte físicamente para cazar animales grandes. La mujer tenía que cuidar a los bebés y mantener el calor del hogar. Eso se va haciendo naturalmente, a fuerza de necesidad. La paternidad natural no incluía cuidar al niño, por ejemplo.

La mujer representa la receptividad, lo omniabarcante, en lo que cabe todo: el amor de la mamífera animal incluye hasta el acto de comerse a la cría más débil.

El matriarcado se hizo insostenible, cualquier diferenciación era imposible, no había conciencia del yo como ser individual.

El patriarcado es la cultura que continúa a la cultura de la Diosa y con ella comenzó el empoderamiento del hombre y la implantación de los valores masculinos tanto para bien como para mal.

Lo masculino trajo a la evolución de la consciencia a partir de las facultades masculinas todos los adelantos, inventos y maravillas que han hecho nuestra vida más longeva y más confortable un lugar al que el ser humano nunca había accedido, pues esto era dominio de los dioses. A partir de allí ha surgido el mito del progreso y sus consecuencias: la dominación, el orden, la focalización, el poder en todas sus caras, la jerarquía, las diferencias, la explotación, las guerras…

También trajo para hombres y para las mujeres  la noción de límites y territorio, las fronteras, la capacidad de discriminar, el dominio de la razón y la lógica

Esto se ha perpetuado por miles de años (más o menos 5.000).

La ruptura de este modelo comienza con la llegada del feminismo  que comenzó a romper y  dejar atrás ese modelo que ya en el camino de la evolución de la consciencia está caducado. Sin embargo ese movimiento fue  hace muy poco  tiempo, hablamos desde mediados de los años 50’s, tampoco entonces  había consciencia de que en una persona hay una parte femenina y otra masculina, cuestión que nos ha traído muchas luces al conocimiento de nosotras y nosotros mismos.

En la historia de la humanidad los ciclos que llegan a una decadencia en la que no se hacen sostenibles las cosas así por más tiempo  (por ejemplo, el mito del progreso) y eso mismo hace que nazca una nueva consciencia (porque la vieja se hace insostenible).

En estos tiempos de la Humanidad estamos todos conviviendo en el mismo espacio-tiempo. La evolución no es excluyente, habitamos este planeta  desde las etnias más primitivas que aun se descubren en el Amazonas  hasta culturas con alto grado de desarrollo. Habitamos culturas matriarcales vivas, hay tribus aisladas aun en el Neolítico, está la Vieja Europa y sus modelos de democracia, está India… China…

Con la perspectiva de la historia bajamos los prejuicios y tomamos consciencia de que son fuerzas inabarcables.

Con el proceso de  individuación existe por primera vez una participación consciente. El cambio individual y el colectivo se alimentan mutuamente.

PROCESO DE DIFERENCIACIÓN DEL YO

Vemos la no diferenciación a nivel colectivo  en las culturas  matriarcales, en los clanes, en las tribus, en los ismos

En lo individual lo vemos en  el inicio cuando nacemos, en ese período no hay diferenciación del bebé con la madre. La diferenciación del yo comienza desde muy pequeño y es un proceso que lleva toda la vida.

Me voy diferenciando naturalmente cuando veo que no obtengo inmediatamente y sin esfuerzo lo que dese tal como en el vientre que obtenía todo y todo estaba a mi disposición.

Más tarde dependeré de otro, en casi todos los casos de la madre y con esto no   tendré la satisfacción o  la teta siempre que quiero. Si no hay más adelante un proceso de separación saludable y posteriormente de conscientización…voy actuando en función a como se instauren estos primeros patrones o dinámicas de relación y ello será natural.

Por lo dicho entonces  lo natural puede convertirse en seguir buscando tetas toda la vida sin hacer ningún esfuerzo más allá de la búsqueda de algo que me satisfaga en el sentido natural/biológico.

Es por ello que luchamos en contra del arquetipo de la Madre, pues tenemos un impulso de “volver a la madre” o “volver al Paraíso”. Con esta deseable lucha en realidad con lo que “peleamos” es contra  la pereza, el yoismo, la avaricia,  el ir solo en búsqueda de  la seguridad conocida Es la pulsión arquetípica que no exige, que es confortable, que nos acomoda.  Para los griegos sería caer en el error de la pereza, la gula, la avaricia, la soberbia que son nuestros pecados veniales.

Por otro lado está también  un impulso un instinto de seguir siempre hacia delante, de buscarle sentido a la Vida, de trascender nuestras torpes y densas  limitaciones, es el instinto de la Consciencia…y esto    gracias al “polvo de estrellas” que somos, a nuestra parte divina, al Self o Sí Mismo al que se refiere Jung.

Aclaración de definiciones:

*Un arquetipo es, por definición, inabarcable: Dios, Madre, etc. Cuando hablamos de algo abarcable, es de una representación arquetípica.

Cada arquetipo tiene dos polos (yin, yang) y  ambos forman una unidad. A menudo la actitud consciente nos unilateraliza, vemos las cosas por un solo lado , eso descompensa nuestra psique.

La actitud consciente formaría la Persona y la inconsciente la sombra y ambas forman nuestra personalidad. La consigna es “Cómo me muestro al Mundo”

Fuimos espejos las unas de las otras y salieron cosas tales como ; “Muy”, “Guerrera”, “Cambiante”, “Vital”, “Preocupada”, “Creativa”, “Espontánea” fueron  algunas de nuestras formas.

El yo se expresa en relación a otro, lo represento cuando estoy frente a otros, en las relaciones cotidianas y cercanas.

Empieza a construirse en la infancia, cuando no tienes lo que quieres y empiezas a moverte para conseguirlo. Aquí nos marcan las cosas que (en términos de conciencia) no escogimos: en qué familia y lugar nacimos, cuales son nuestros padres, hermanos, etc. Esto que construimos en la infancia para adaptarnos al entorno (lo que se dice y hace y lo que no) es la materia prima con la que vamos a trabajar, la semilla de mi mito personal.

En la adolescencia es el primer momento en el que puedes elegir por ti misma, su arquetipo natural es la guerrera, la adolescente estás formando tu identidad y viene marcado por cómo fue la infancia. Empieza a buscarle sentido. Podemos encontrar buen material para explorar si nos respondemos a la pregunta: ¿contra qué luchabas en la adolescencia?

¿Qué libertad real tenemos? ¿Cuál es nuestro libre albedrío? Podemos elegir ser conscientes. O respondes a la llamada o no lo haces. Lo natural es que la llamada venga a raíz de una crisis, duelo, un momento en el que vemos que lo que venía funcionando para nosotras ya no tiene sentido. Una llamada del alma nos empuja a buscarle sentido a la vida.

En general  “la llamada” o  la crisis, se da hacia la mitad de la vida, que es donde Jung dice que empieza el camino de individuación.

Cada persona es lo que quiere ser (por un lado) y lo que no quiere ser (por otro lado, su sombra). En términos energéticos, la sombra (lo inconsciente) ocupa más que lo consciente.

Cuanto más individuada está la persona menos le importa cómo le ven los demás. La conquista del afuera tiene un tope, luego pasas la atención hacia adentro. Por primera vez tenemos que crear un mito personal, porque los de afuera no nos están funcionando.


VALIDAR LA EXPERIENCIA SUBJETIVA

El camino de individuación es el de validar la experiencia subjetiva. Jung nos dice que lo que se mueve adentro es real, un hecho.

La herramienta es la imaginación (que es una cualidad de lo  femenino). En nuestro mundo esto se ha recluido a la planificación y al arte. La diferencia entre la locura y la fantasía es el contacto con la realidad. A través del “como si” podemos integrar la fantasía en la vida real. Tenemos símbolos cargados del “como si” que nos conectan con la tierra y con nuestra libertad, un mundo particular que tiene sentido para mi y no hace falta compartirlo o que otros lo entiendan.

El símbolo une los dos mundos. Por eso es importante abrir un espacio físico con estos objetos significativos (altar) y rescatar el espacio de veneración, de espiritualidad, de trascendencia…

Los objetos nos ayudan a recordar, están impregnados de sentido para nosotras así que podemos recurrir a ellos cuando nos haga falta (llevarlos en el bolso, etc).

Para focalizar, poner todos estos objetos juntos en un lugar concreto de la casa, el altar. Si te cuesta tener foco puedes trabajar con un mándala como el de la flor de la vida y fijar la vista en él con la mirada borrosa. Al final de este texto os dejamos varios modelos.

Otra “tarea” pendiente es anotar los sueños, en los que se irá reflejando nuestro proceso de individuación.

En breve tendremos disponible una guía que nos facilite el trabajo.

Los sueños son avisos del subconsciente, son piedras que nos indican el camino para no perdernos, nos dicen por dónde vamos exactamente, no donde creemos que estamos.

flo1

mandala12

El Viaje del Alma

El Viaje del Alma
O EL PRINCIPIO DE INDIVIDUACIÓN

Resumen de la primera sesión, octubre 2013.

Nautilius del Tiempo

Es el proceso de tomar consciencia de la historia personal, de lo que recibimos tanto en lo biológico o genético como en lo psicológico o personal y colectivo, este conocimiento nos llevará a la dimensión del sentido que es la dimensión de lo espiritual dentro de mi.

Esto supone una  travesía psicológica que se expresa en  la unión de nuestros fragmentos de historia  es el camino que conduce a vivir la dimensión de lo sagrado, de la espiritualidad. Puede decirse que es el camino a convertirse en ese ser singular y lo más integrado posible. Esa alquimia en el que cada cual se va transformando en quien verdaderamente es. Esta aventura supone tener en cuenta algunos aspectos por ejemplo……


ATENDER LA LLAMADA Ó LA BÚSQUEDA DEL TESORO

tesoroEste  viaje también podría llamarse la búsqueda del tesoro, un tesoro que siempre es individual, personal e intransferible. Como vemos en muchos relatos tradicionales, siempre hay algo que salir a buscar o por elección propia o porque la vida así te obliga.

Si respondes a esta llamada  representará  salir del lugar confortable y seguro, donde te sientes cómoda y los cambios son pocos y a “duras penas”.   Es la travesía heroica que cada una de nosotras debe librar para encontrar ese tesoro escondido en nuestro interior.


UNA EXCELENTE HERRAMIENTA

Los círculos de Mujeres
IMG_0584Los caminos y las herramientas son múltiples y variados, en estos tiempos de la humanidad estamos recordando una herramienta muy antigua que ha sido  utilizada por  las mujeres de todo el mundo, para compartir la solitaria aventura de la Vida y son los círculos de mujeres.
La diferencia con aquellos,  es que ahora el objetivo es trabajar por una feminidad consciente.  Estos espacios usualmente guiados por mujeres que ya han transitado buena parte de su travesía individual se van convirtiendo en espacios de confianza y en una galería de espejos.  Cada una de las  mujeres en  un círculo,  con sus historias y experiencias  va sirviendo de espejo a las otras. Al final es una galería de espejos de la vida, en este caso vivida en femenino.

Conocer el origen de porqué soy la que Soy


CONSEJEROS PARA AVERIGUAR EL ORIGEN DE POR QUÉ SOY LA QUE SOY

Mi Tipología

Nacemos con disposiciones psicológicas y perceptuales  innatas  para la tarea de adaptarnos al medio que nos toca vivir. Parte de esta disposición  la hacemos  a través de  las llamadas funciones o Tipos Psicológicos según Jung.

Para este autor, son 4 las funciones con las que percibimos el mundo: pensamiento, sentimiento, sensación e intuición y ellas van configurando mi tipología psicológica.

Por ejemplo  cuando percibimos a través del pensamiento estamos siendo racionales, mentales, reflexivas, sectorizamos, dividimos, analizamos. Cuando lo hacemos a través  del sentimiento, dividimos las experiencias, personas y en general todo en juicios absolutamente subjetivos  por ejemplo, me agrada o no me agrada, estas dos funciones son según el autor las funciones racionales pues tienen su origen en la razón.

Luego están aquellas funciones “empíricas” o irracionales en el sentido que no entra la razón ni la lógica. Estas son las funciones de la intuición y de la sensación. En la primera están comprometidas funciones que unen la lógica y la sensación. La sensación es una percepción corporal y física de la realidad pues es a través del cuerpo y sus modos de percibir la realidad.

Aunque no existe tal como la pureza en lo humano y no podemos ser de una sola función, si hay la predominancia de una en detrimento de las otras. Tendríamos una función superior, otra auxiliar y las otras quedan poco desarrolladas o inferiores.

La función superior es lo que llamo la autopista en la cual andamos de manera confortable, lo que hacemos bien sin mucho  esfuerzo. El ego en formación y aun  inmaduro se siente muy cómodo en alimentar esta  postura, entre otras porque da altas satisfacciones personales y colectivas.

Mi Persona o los Roles que Interpreto

personaAhora bien, vamos un poco más allá y veamos qué más va conformando mi identidad o como la llamó Jung mi Persona … esa identidad que podemos reconocer por ejemplo cuando respondemos espontáneamente  a ¿Quién eres? Y lo hacemos con un inmediato; “Yo soy…….médica de tal o cual hospital, psicóloga, la mamá de …, la hija de ….., la mujer de …., soy catalana o italiana, tengo 52 años, estudié en tal universidad la carrera de …., tengo X número de hijos” y así sucesivamente.

En conversaciones más íntimas podemos agregar otros matices por ejemplo  “yo soy una buena cocinera, no me gusta la mentira y soy muy sincera, me encanta el cine de hecho soy cinéfila o vegetariana o soy urbanita, o quizás soy mucho de la naturaleza.  Soy más como mi padre y no me parezco a mi madre……. soy muy diferente a mi hermana mayor….. soy de izquierdas, odio la derecha… soy heterosexual o lesbiana… pocas veces escuchamos cosas como soy mentirosa, violenta, egoísta, envidiosa, malhumorada, mezquina….” Con lo cual queda  claro que  la Persona o máscara, es nuestra fachada aceptada tanto por nosotras como por el colectivo y cuyo complemento (muy a pesar nuestro)  es aquella  otra parte no aceptada y mayoritariamente inconsciente a la que Jung llamó  Sombra.

Sombra y Persona (Cara y Cruz del Ego)

SombraEn la concepción de Jung,  Sombra y Persona son arquetipos y forman partes del EGO, el centro de nuestra consciencia. La función del Ego es cumplir las demandas entre ese yo interior, el  mundo de afuera y el reino supremo del Self (nuestra parte trascendente), por tanto y   aún siendo el centro de la consciencia es en parte consciente y en parte inconsciente. La gran obra para todos nosotros es llevar a la conciencia todos esos aspectos inconscientes y desconocidos por el Ego. Esta expansión  es nuestro trabajo espiritual.